miércoles, 9 de mayo de 2012

43- SENCILLA RECETA

Había estado viviendo ya casi 7 años fuera de mi país desde que me casé y, a los pocos meses de nuestro retorno, nos dieron la grata  noticia que estaba embarazada de mi segundo bebé.

Casi cumpliendo los siete meses de gestación, se me ordenó reposo absoluto...válgame Dios. Se avecinaba mi cumpleaños y, después de tan largo tiempo fuera, deseaba recibirlo en casa con mis parientes y amigos. Con este repentino anuncio se me complicaba la organización de cualquier gran evento.

Sin embargo, llegada la fecha y guiada del deseo de recibir a mis familiares sin tener que recurrir a un servicio de comida a domicilio, abusando de la amabilidad de mi esposo se me ocurrió encargarle las compras para el evento. Mi idea era preparar un cerdo con un mojo  al horno como lo había aprendido en La Habana. El problema vino cuando, revisando las compras, estaba todo lo solicitado, menos el ingrediente principal...el Cerdo. Sólo una especie de chuletitas que, en ese momento y por falta de costumbre no llegaba a distinguir de qué animal se trataba.

Mi esposo se había confundido y trajo chuletas, pero no de cerdo sino ¡de pavo! , ¡Nunca antes había visto o preparado algo igual!

Les juro que ese día, de la impresión, casi se me adelantó el parto. No había tiempo ni menos ganas de ponerme a averiguar receta alguna.

Alguien allá arriba me escuchó. Opté, pues, por combinar algo sencillo y el resultado...platos limpios.

Hoy comparto la historia y nacimiento de esta SECILLA RECETA que guardo con mucho cariño porque  nació en la espera  y  a pocos días del nacimiento de mi hijo menor....


CHULETAS DE PAVO AL HORNO

6 Chuletas de Pavo

1 Lata de pina en rodajas

1 Copa de vino blanco

Sal, pimienta, y comino

1/2 taza de queso parmesano 


Adobar por 1 hora las chuletas, aderezando primero con la sal, pimienta y comino. Colocarlas en un bol y luego cubrirlas con el vino.

Pre calentar el horno a 350º C

En un recipiente resistente, colocar las chuletas en el horno, cuidando de no colocar una sobre otra  y bañando con el jugo. Tapar el recipiente con una hoja de papel aluminio.

Llevar al horno por 25 minutos

Pasado el tiempo,  retirar el papel aluminio y voltear con cuidado las chuletas, colocar sobre ellas una rodaja de piña, bañar con el jugo de la piña y espolvorear con el queso.   Regresar al horno por otros 20 minutos o hasta que el agua evapore y quede una salsa melosa y servir caliente. Puede  decorarse con cerezas o, si lo desea, acompañarlas con un suave puré de papa.  

Disfrútenla

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Entra a las recetas de chocolates, necesito varias!! Luis

Anónimo dijo...

Felicitaciones, se ve muy bien tu blog. Te aconsejo que fotografíes todas tus recetas para que tengan mejor impacto. Ahora que vivimos en un mundo tan visual, todo el mundo espera imágenes. Suerte.
Jorge Arribasplata

Anónimo dijo...

Gracias por tus recetas sobrina, Todas son muy buenas!!!!!Isabel Ball

Anónimo dijo...

Sencilla y DELICIOSA!!!

COMENTARIOS